The Grimm Forest - Reseña del juego de mesa
1935
post-template-default,single,single-post,postid-1935,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

The Grimm Forest – Reseña del juego de mesa

Reseña de The Grimm Forest, un juego de mesa de fábula. El Rey Reginaldo está buscando arquitectos que puedan construir las casas en su preciado reino. Para ello, los arquitectos sólo podrán utilizar algunos recursos básicos. Los tres cerditos son los actuales arquitectos reales pero por desgracia ya son un poco mayores para un proyecto de ésta envergadura. Por ello, los sobrinos de los tres cerditos serán los encargados de suplir a sus tíos. ¿Serás el mejor cerdito arquitecto?

CÓMO SE JUEGA A THE GRIMM FOREST

Cada uno de los jugadores cogerá uno de los cerditos y un tablero individual donde deberá construir las casas. También tomará las cartas de recolección.

Una partida a The Grimm Forest se compone de diferentes rondas, y en cada una de ellas habrá tres fases:

Fase 1. Recolección: cada uno de los jugadores deberá jugar una de sus cartas de recolección boca abajo y además podrá añadirle una de las cartas de fábula (en éstas cartas de fábula aparecerán algunos de los monstruos). A continuación, le daremos la vuelta a todas las cartas de recolección y a todas las cartas de fábula. Después, todos los jugadores, dependiendo de las cartas que hayan jugado, colocarán a su cerdito en la localización correspondiente. Observaremos los cerditos que hay en cada localización, los cerditos que estén solos, se llevarán todos los recursos de esa localización, pero si hay varios cerditos, se dividirán todos los recursos entre ellos.

Fase 2. Construcción: cada uno de los jugadores, por orden, podrá llevar a cabo dos acciones de las siguientes:

– Coger una de las cartas de fábula.

– Tomar uno de los recursos.

– Construir casa. Deberemos construir las casas por partes desde el suelo, para ello deberemos pagar los recursos correspondientes en función de la parte que queremos construir.

– Activar una de las cartas de amigo. Éstas cartas se obtienen cuando construimos las casas y podemos llevar a cabo su acción especial.

Fase 3. Limpieza:  Cada jugador recupera su cerdito, colocaremos recursos en las diferentes localizaciones y se pasará la ficha de jugador inicial al siguiente jugador.

Las partidas acabarán en el momento en que uno de los jugadores consiga tener tres casas completas con todas sus partes. Si en ese momento es el único jugador en tener las tres casas, ganará la partida, pero si hay varios jugadores que completan las tres casas a la vez, se determinará el ganador en función del material que tenga cada casa.

APUNTES FINALES DE THE GRIMM FOREST

The Grimm Forest es un juego de mesa donde lo primero que llama la atención es el nivel de los componentes que tiene. Sobre la mesa queda increíble y además tiene un arte muy chulo. Es un juego que es muy sencillito de jugar, de corte familiar. La parte más interesante es la de colocar a los cerditos en las diferentes localizaciones, ya que deberemos ser muy hábiles para intentar conseguir el máximo de recursos posibles y/o intentar bloquear al resto de jugadores. La elección de las fábulas también será muy importante, sin olvidarnos de optimizar al máximo los recursos para construir las diferentes casas. Destacar que es un juego que funciona súper bien a 4 jugadores. Esperamos que os haya gustado ésta reseña de The Grimm Forest.

 

The Grimm Forest (2018)
– Autor: Tim Eisner
– Ilustración: Mr. Cuddington
– Número de jugadores: 2-4 jugadores
– Duración de la partida: 45-60 min
– Edad mínima: 14+
– Editorial: Last Level Games