Trick or Boo - Reseña del juego de mesa
935
post-template-default,single,single-post,postid-935,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Trick or Boo – Reseña del juego de mesa

Hoy realizamos reseña de Trick or Boo, un juego de mesa ambientado en Halloween, un día muy especial para todos los fantasmas. Por fin podrán ir a sus anchas por el vecindario, asustar a los vecinos, realizar locuras y ser un poquito malvados. ¿estáis preparados?

CÓMO SE JUEGA A TRICK OR BOO

Para comenzar la partida, prepararemos una cuadrícula con las cartas de casa de 7×7 cartas o de 5×5 cartas, dependiendo del número de jugadores que seamos en la partida. Cada uno de los jugadores elegirá un fantasma diferente y tomará los componentes de su color y una carta de vecindario

En cada uno de los turnos se podrán realizar dos acciones:

Acción 1. Mover a tu fantasma: Podremos mover nuestro fantasma, de manera ortogonal, a una casa adyacente. También tenemos la opción de mover entre dos de nuestras casas encantadas, si son del mismo color.

Acción 2. Encantar una casa: Podremos encantar la casa en la que esté situado nuestro fantasma. Para ello, tendremos que dar la vuelta a la carta y deberemos llevar a cabo el evento que aparezca en ella:

– Casa vacía: en este caso, no tendremos que hacer nada y pondremos nuestro marcador. 😬

– Casa con vecinos: contaremos el número de vecinos que aparezcan en la casa, lanzaremos el dado y tendremos que sacar como mínimo en número de personas que aparezcan en la carta/casa.

– Casa con fantasmas: en este caso, tendremos que retar a uno de los jugadores, coger una carta del mazo de retos y ganarle.

– Casa con la fiesta de Halloween: si aparece la fiesta de Halloween, deberemos lanzar el dado y sacar un seis. Además, al final de partida, será una una carta que valdrá seis puntos.

– Cartas especiales: estas cartas nos van a proporcionar diferentes ventajas y habilidades como pueden ser repetir la tirada del dado, realizar un movimiento extra, etc.

En el caso de que entremos en una casa que contenga el marcador de otro de los fantasmas, podremos retarle: cogeremos la carta superior del mazo de retos y el que gane el reto situará su marcador en esa casa y además se llevará el marcador del otro fantasma.

Hay una gran variedad de retos en el mazo: piedra/papel/tijera, ser el primero que pestañee, duelo de pulgares, número más alto…

La partida finalizará en el momento que uno de los jugadores se quede sin marcadores. La manera de puntuar será la siguiente:

– Por cada fantasma que ocupe tus casa y por cada uno de los marcadores que tengas de otros fantasmas: un punto

– Por cada carta de comodín que no hayamos utilizado: dos puntos.

– Cada jugador revisará su carta de vecindario y por cada una de las casas que no haya encantado, se restará dos puntos

– En el caso de tener la la fiesta de Halloween: seis puntos

– Finalmente multiplicaremos por si mismo el número de casas que tengamos de cada color.

APUNTES FINALES DE TRICK OR BOO

Trick or Boo es un juego de mesa muy sencillito que se encuentra a medio camino entre un filler (debido a su sencillez y rapidez) y un party game (gracias a los retos). Lo vemos genial para poder jugarlo con los pequeños de la casa, ya que tiene un estilo muy familiar y unas reglas que se entienden fácilmente. Esperemos que os haya gustado ésta reseña de Trick or Boo.

 

Trick or Boo (2019)
– Autor: Laura Frias España
– Ilustración: Andrea Balmaceda, Meeple Foundry y Carlos Ureta
– Número de jugadores: 2-5 jugadores
– Duración de la partida: 20-30 min
– Edad mínima: 8+
– Editorial: Last Level Games