Navegando Hacia Osiris - Reseña del juego de mesa
1617
post-template-default,single,single-post,postid-1617,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Navegando Hacia Osiris – Reseña del juego de mesa

Hoy realizamos reseña de Navegando Hacia Osiris, un juego de mesa muy llamativo. Tras la muerte del Faraón, la barca funeraria navega por el Nilo, con el cuerpo embalsamado del difunto y todos sus bienes más preciados, hacia su tumba. La ausencia de un heredero hará que los gobernantes construyan llamativos y emblemáticos monumentos que honren al Faraón. Solo aquel que consiga construir el mayor tributo antes de que la barcaza llegue a la tumba de Osiris se convertirá en el sucesor y nuevo gobernador del Nilo.

CÓMO SE JUEGA A NAVEGANDO HACIA OSIRIS

Para comenzar la partida cada jugador recibirá los siguientes componentes de su color:

– Una pantalla.

– Una ficha de retirada.

– 4 obeliscos.

– 2 puertas.

– 3 esfinges.

– 1 camello.

– 2 recursos de cada tipo.

– 5 cartas de bendición.

– 1 carta de ciudad.

Cada ronda tendrá lugar en 3 fases:

1. Obtención de trabajadores. Empezando por el jugador inicial se extraerán, al azar, trabajadores del interior de la bolsa (el nº de trabajadores dependerá del número de jugadores).

2. Realizar una acción. Los jugadores, por turnos podrán llevar a cabo una de las siguientes acciones:

– Obtener recursos: para ello colocaremos los trabajadores en su correspondiente terreno, siempre que esté disponible, y teniendo en cuenta que solo podremos colocarlos en la sección en la que se encuentre la barca funeraria, excepto si se trata de un Maestro.

– Visitar una ciudad: colocando un trabajador sobre cualquiera de las ciudades del mapa, esto nos permite robar dos cartas del mazo de las cuales elegiremos una y la otra la pasaremos al siguiente jugador o, en el caso de que exista un monumento en esa ciudad, se la entregaremos al jugador que lo haya construido.

– Unirse a una caravana: permitiendo recolectar los recursos de la sección.

– Contratar trabajadores: pagando 2 recursos de nuestra reserva podremos coger un trabajador extra.

– Comerciar en el mercado: nos permite intercambiar diferentes recursos.

– Planifica un monumento: entregando los recursos exigidos podremos planificar uno de los 3 monumentos (obeliscos, esfinges o puertas)

– Construir un monumento: para ello es necesario haberlo planificado previamente. Tomaremos el monumento del área de planificación y lo colocaremos en las secciones del tablero permitidas.

– Jugar una carta de ciudad: bien robando los recursos que se indican en la parte superior izquierda o llevando a cabo la acción de la carta. Se descarta tras su uso.

– Jugar carta de bendición: una vez por ronda y siempre que ningún jugador haya jugado esa misma carta.

3. Pasar. Las rondas se irán sucediendo hasta que todos los jugadores hayan pasado. Al pasar se coloca la ficha de retirada sobre las bonificaciones que haya disponibles, el siguiente jugador que pase no tendrá bonificación.

Al terminar la ronda la barcaza funeraria avanzará hacia Osiris.

La partida termina cuando se consiguen completar 4 rondas, momento en el cual la barca habrá conseguido llegar a Osiris. Se reparten entonces las bonificaciones de final de partida otorgando:

– DOS puntos por cada tres monumentos adyacentes.

– TRES puntos por cada cuatro monumentos en un segmento del río

Ganará el jugador que haya reunido mayor número de puntos de gloria.

APUNTES FINALES DE NAVEGANDO HACIA OSIRIS

Navegando hacia Osiris es un buen juego de mesa de dificultad media. Se basa en la mecánica de mayorías, control de zonas y optimización de recursos. Gracias a la simbología e iconografía del tablero y los paneles de jugador el aprendizaje del juego es mucho más sencillo e intuitivo. Los componentes son muy vistosos e inmersivos. Esperamos que os haya gustado ésta reseña de Navegando hacia Osiris.

 

Navegando Hacia Osiris (2018)
– Autor: W. David MacKenzie
– Ilustración: Denis Martynets
– Número de jugadores: 2-5 jugadores
– Duración de la partida: 60-90 min
– Edad mínima: 14+
– Editorial: Crazy Pawn Games