Cat Crimes - Reseña del juego de mesa
1241
post-template-default,single,single-post,postid-1241,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Cat Crimes – Reseña del juego de mesa

Hoy realizamos la reseña de Cat Crimes, un juego de mesa de lo más gatuno. Un crimen ha sucedido y tenemos que encontrar al gato que ha sido responsable de ello. Puede ocurrir de todo: un pájaro que ha salido volando y ha desaparecido, una taza de café que ha sido derramada por la alfombra o un maceta rota en mil pedazos. ¿preparados para encontrar al culpable en este curioso juego de gatos?

CÓMO SE JUEGA A CAT CRIMES

Al inicio de la partida tenemos que elegir uno de los retos. El mazo de retos está ordenado de manera progresiva en función de la dificultad y contamos con 40 retos en total. En las cartas de crimen se muestra el crimen que ha sucedido y tendremos que colocar en el tablero la ficha del crimen correspondiente.

Nuestro objetivo será colocar los gatos alrededor de todo el tablero utilizando las pistas que nos proporcionan las cartas de reto. Tendremos que ir leyendo cada una de las pistas que aparecen en la carta e ir colocando a los gatos en función de ellas. Éstas pistas pueden hacer referencia a los detalles del tablero (un ejemplo sería que «Pip Squeak» está sentado al lado de un arañazo o cerca de la pecera) o a los gatos («Mr. Mittens» está enfrente de «Tom Cat»). Además, las pistas pueden hablarnos de las diferentes características físicas que tienen cada gato.

Cuando hayamos conseguido cumplir cada una de las pistas de la carta de reto, podremos determinar quién ha sido el responsable. Será el gato que se encuentre frente a la ficha de crimen. ¡Habremos encontrado al culpable! También tenemos todas las soluciones en el libro de reglas.

APUNTES FINALES DE CAT CRIMES

Cat Crimes es un juego de mesa de deducción y lógica que nos ha gustado mucho. Mecánicamente es muy sencillo de jugar pero los retos nos atraparán por completo hasta que consigamos resolverlos. Está pensado para jugarlo en solitario aunque también podríamos jugarlo varios jugadores de manera cooperativa, ayudándose los unos a los otros. También nos ha gustado que en el mazo de retos, la dificultad sea progresiva, de esa manera podremos ir avanzando poco a poco. Esperamos que os haya gustado ésta reseña de Cat Crimes.

 

Cat Crimes (2019)
– Número de jugadores: 1+ jugadores
– Edad mínima: 8+
– Editorial: ThinkFun