Abominación: El heredero de Frankenstein - Reseña del juego
1298
post-template-default,single,single-post,postid-1298,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Abominación: El heredero de Frankenstein – Reseña del juego

Hoy realizamos reseña de un juego de mesa de lo más terrorífico, Abominación: El heredero de Frankenstein. 20 años han transcurrido desde que el mismísimo Víctor Frankenstein crease su gran abominación, que se componía de diferentes partes de cadáveres. Ahora, cada uno de los jugadores tomaremos el papel de científicos de éxito, que deberán continuar con la obra que Víctor Frankenstein inició.

CÓMO SE JUEGA A ABOMINACIÓN: EL HEREDERO DE FRANKENSTEIN

La partida se desarrolla a lo largo de diferentes rondas. En cada una de las rondas habrá las siguientes fases:

Fase 1. Evento: en esta fase se robará una carta del mazo de eventos y a continuación se llevará a cabo su acción. Entre las cartas de evento habrá algunas cuyo efecto es inmediato y otras cuyo efecto se mantendrá.

Fase 2. Ciudad: Cada uno de los jugadores nos iremos turnando y colocaremos nuestros peones en el tablero o en cada uno de nuestros laboratorios. Cuando se colocan los peones , se lleva a cabo la acción del lugar. En estos lugares podremos obtener recursos, peones, cartas de cadáveres, etc.

Fase 3. Laboratorio: Durante esta fase podemos:

– Crear una de las partes de nuestro monstruo: para crearla, tendremos que elegir una de las partes del cuerpo de nuestro monstruo (dos piernas, un torso, dos brazos y una cabeza), observar que contamos con un nivel de pericia que nos permita crear esa parte, descartar los recursos necesarios y añadirla a nuestra mesa de operaciones.

– También podremos activar el interruptor y a continuación lanzar dos de los dados de energía por cada una de las botellas Leiden que descartemos.

– Y por último, podemos mantener nuestras materias primas moviendo los músculos y órganos al espacio de conservación

Fase 4. Mantenimiento:

– Los jugadores que posean bloques de hielo tendrán que descartar la materia prima que se encuentre en el estado IV de descomposición y la sangre que esté en el estado II. También habrá que mover el resto de materias primas un espacio hacia la derecha.

– Deberemos descartar y reponer todas las cartas del tablero.

– Finalmente, deberemos recoger cada uno de los peones y mover al capitán una casilla.

La partida finalizará en el momento que el capitán llegue a la casilla final o cuando uno o más jugadores hayan conseguido que que todas las partes de su monstruo (6 en total) se encuentren con vida. A continuación sumaremos todos los puntos.

APUNTES FINALES DE ABOMINACIÓN: EL HEREDERO DE FRANKENSTEIN

Abominación es un juego de mesa de colocación de trabajadores muy interesante y donde es súper divertido ir confeccionando tu monstruo con las diferentes partes. Destaca principalmente por su parte temática y la verdad que las mecánicas encajan muy bien con la historia del juego. Nos ha gustado cómo funciona la descomposición de las materias primas, cómo se van desplazando y cómo hay que ir gestionándolas para obtener las distintas partes del cuerpo. Por último, comentar que las partidas son un poco largas y que necesitaremos una mesa grandota para jugarlo. Esperamos que os haya gustado ésta reseña de Abominación: El heredero de Frankenstein.

 

Abominación: El heredero de Frankenstein (2019)
– Autor: Dan Blanchett
– Ilustración: Mikhail Palamarchuk y Tony Sart
– Número de jugadores: 2-4 jugadores
– Duración de la partida: 90-180 min
– Edad mínima: 13+
– Editorial: Asmodee