Medina - Reseña del juego de mesa
1948
post-template-default,single,single-post,postid-1948,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Medina – Reseña del juego de mesa

Reseña de Medina, un juego de mesa donde al pie de las increíbles montañas del Atlas se asienta una nueva y enérgica Medina. Tras la reconstrucción de sus murallas que encierran curiosos mercados, laberínticas calles y admirables palacios la ciudad vieja ha retomado la vida y la alegría que bañaba sus calles.

CÓMO SE JUEGA A MEDINA

Cada uno de los jugadores recibirá tantos edificios como se indiquen, según número de jugadores, y los colocará tras su pantalla de jugador.

Por turnos, los jugadores podrán colocar dos componentes de su reserva. Éstos pueden ser iguales o diferentes en tipo y color:

– Piezas de edificio, se utiliza para formar palacios, siguiendo las siguientes indicaciones:

· Varios edificios adyacentes de manera ortogonal y del mismo color darán lugar a un palacio.

· El primer edificio podrá colocarse en cualquier casilla vacía del tablero, teniendo en cuenta que debe haber al menos una casilla vacía, en diagonal y adyacente, entre palacios.

· Todos los jugadores pueden construir en cualquiera de los palacios si éstos no tienen un tejado en su superficie.

· Sólo podremos comenzar la construcción de un palacio si no existen otros palacios del mismo color en construcción.

– Piezas de tejado, cuando un jugador coloca un tejado de su color sobre un palacio, éste pasará automáticamente a ser de su propiedad y no podrán añadirse más edificios.

– Piezas de establo, se colocan adyacentes a los palacios para ampliarlos, independientemente de que éstos tengan o no tejados. Se pueden añadir a palacios propios o de otros jugadores.

– Piezas de mercader, el primer mercader se coloca de manera aleatoria al inicio del juego, el resto de mercaderes se irán añadiendo adyacentes, formando una hilera que puede pasar por las calles que se forman entre los palacios. En el momento que la fila de mercaderes no pueda ampliarse por ninguno de los dos extremos se podrá añadir un nuevo comerciante en otra casilla del tablero, comenzando una nueva hilera.

– Piezas de muralla, deben colocarse adyacentes a una de las cuatro torres ya presentes o a un muro previamente colocado. Importante tener en cuenta que debe haber un espacio vacío en cada lado de la muralla, dejando un hueco vacío entre los muros que proceden de dos torres, ya que esto representará las puertas de la ciudad.

Durante la partida podremos adquirir diferentes fichas y losetas:

– Fichas de té: al construir un tejado sobre un palacio púrpura y, por tanto, tomar posesión de él, se adquieren fichas de té que permiten colocar un componente menos durante nuestro turno, descartando una ficha.

– Losetas de palacio: el primer jugador que consiga completar un palacio se llevará la loseta del color correspondiente. Si otro de los jugadores construye un palacio del mismo color y de mayor tamaño podrá quedarse con la loseta.

– Losetas de torre: Si un jugador toma posesión de un palacio adyacente a una muralla se hará con la loseta de torre correspondiente. En el momento que otro jugador tome posesión de un palacio junto a una muralla que corresponda a la misma torre se hará con la loseta.

* Al inicio de la partida se colocará un pozo en un espacio, al azar, del tablero, que estará sujeto a las reglas de construcción por las que solo se podrá construir edificios separados al menos un espacio adyacente en diagonal y en línea recta, existiendo 8 casillas libres alrededor del pozo.

Los palacios que estén a una casilla de distancia ortogonalmente del pozo tendrán 4 puntos adicionales al final de la partida.

El juego termina cuando todos los jugadores se han quedado sin componentes, procediendo al recuento final:

– 1 punto por cada edificio y establo que formen un palacio.

– 1 punto por cada muro adyacente a un palacio.

– 1 punto por cada mercader adyacente a un palacio.

– Puntos extras según las losetas de palacio/torre.

Ganará el jugador con mayor puntuación.

APUNTES FINALES DE MEDINA

Medina es un juego de mesa con una producción y unos componentes maravillosos. La estampa que deja sobre la mesa es increíble. Es, sin duda, uno de nuestros abstractos favoritos y sientes que de verdad hay una Medina que se está desarrollando sobre el tablero. Cada decisión que tomemos será clave, sobre todo a la hora de decidir cuando colocar un tejado y quedarte con el palacio, ya que ese palacio no podrá crecer más con edificios; sin embargo, si no colocamos el tejado, podemos correr el riesgo de quedarnos sin ese palacio. ¿cuál será el momento adecuado? Esperamos que os haya gustado ésta reseña de Medina.

 

Medina (second edition) (2014)
– Autor: Stefan Dorra
– Ilustración: Eduardo Bera y Hans-Georg Schneider
– Número de jugadores: 2-4 jugadores
– Duración de la partida: 60 min
– Edad mínima: 10+
– Editorial: Gigamic