La Casa de Caramelo - Reseña del juego de mesa
1909
post-template-default,single,single-post,postid-1909,single-format-standard,bridge-core-1.0.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

La Casa de Caramelo – Reseña del juego de mesa

Mmmm…. ¿A qué huele? ¡La malvada bruja vuelve a cocinar caramelo en su caldero! La dulce casita del bosque, habitada por la bruja, sufre continuos infortunios, los curiosos y golosos que se atreven a merodear por allí mordisquean los caramelos que recubren sus paredes pero a la bruja se le ha ocurrido un maléfico plan para acabar con ellos….Hoy realizamos reseña de La Casa de Caramelo, un juego de mesa muy dulce.

CÓMO SE JUEGA A LA CASA DE CARAMELO

En la mesa pondremos las fichas de comodín, escaleras y caramelos.

Construiremos un mazo con las cartas de personaje de las que robaremos cuatro que colocaremos boca arriba formando una fila.

Además, en función del número de jugadores, cogeremos una serie de cartas de bonificación y los colocaremos a la vista de los jugadores.

Cada uno de los jugadores recibe un tablero, quince fichas dobles (de las que siempre tendremos tres visibles) y una escalera.

Por turnos se llevará a cabo una de estas acciones:

1. Construir casa y atrapar personajes.

– Para construir tomaremos una de nuestras tres fichas dobles visibles y la colocaremos sobre el tablero.

Habrá que tener en cuenta las siguientes normas de colocación:

· Las fichas dobles deben colocarse siempre sobre una base firma-plana.

· Las fichas deben siempre colocarse sobre dos piezas diferentes.

· Se pueden emplear fichas de escalera para solucionar el desnivel y construir sobre ella.

Cuando la ficha doble haya sido añadida al tablero se ejecutarán los efectos de los símbolos cubiertos:

· Caramelos: Se tomará el caramelo del color que indique el símbolo, se puede tener un máximo de 10 en la reserva personal.

· Escaleras: Se tomará una escalera de la reserva general, se pueden tener hasta 4 escaleras.

· Flechas: Intercambiar un caramelo de la reserva personal por otro de la reserva general.

· Jaula: podremos atraer/reservar uno de los personajes que se muestran en el suministro o robar tres cartas del mazo de las que seleccionaremos una. Solo se podrá reservar un máximo de dos cartas de personaje.

Si al colocar una ficha doble tapamos dos símbolos idénticos, podremos ejecutar la acción tres veces en lugar de dos.

– A continuación, podemos atrapar un personaje del centro de la mesa o de los atraídos a nuestra valla, pagando los caramelos que reclaman las cartas. Inmediatamente recibiremos una ficha comodín que añadiremos al tablero ejecutando el efecto del símbolo cubierto.

* Si tras realizar estas acciones completamos un nivel elegimos una carta de bonificación que otorgará puntos extras.

2. Tomar dos escaleras.

Podremos descartar una ficha doble de nuestra reserva y coger una o dos fichas de escalera.

Cuando elijamos esta opción en nuestro turno no podremos atrapar personajes.

Una vez realizada una de las acciones, finaliza el turno del jugador activo que revelará una nueva ficha doble y repondrá la fila de cartas de personaje si fuese necesario.

Se acabará la partida en el momento no queden jugadores con fichas dobles.

Se procederá a contar los puntos ayudándonos con l table de puntuación:

– 1 punto por cada 2 caramelos en nuestra reserva.

– Tantos puntos como indiquen las cartas de personaje atrapados.

– Tantos como otorguen las cartas de bonificación.

Ganará el jugador con mayor número de puntos, convirtiéndose en la bruja más astuta.

APUNTES FINALES DE LA CASA DE CARAMELO

La Casa de Caramelo es un juego de mesa familiar, centrado en la colocación de losetas, la adquisición de recursos y el “set collection”. La temática del juego en el que simulamos el papel de la malvada bruja del famoso cuento de Hansel y Gretel y las cartas en las que se plasman los personajes de muchos de los cuentos más conocidos hacen que nos metamos de lleno en el papel. A pesar de que las reglas son sencillas tendremos que estrujarnos el coco para intentar conseguir las mejores combinaciones. Además, las cartas de bonificación pueden otorgar puntuaciones extras a cartas de poco valor que nos lleven a la victoria. Los componentes de doble cartón y las bonitas ilustraciones dan un efecto visual que queda mu chulo sobre a mesa. Esperamos que os haya gustado ésta reseña de La Casa de Caramelo.

 

La Casa de Caramelo (2018)
– Autor: Phil Walker-Harding
– Ilustración: Andy Elkerton y Klemens Franz
– Número de jugadores: 2-4 jugadores
– Duración de la partida: 30 min
– Edad mínima: 8+
– Editorial: Asmodee